www.interempresas.net
  Frutas Hortalizas
es en ca
 
Carambola, Averrhoa carambola / Oxalidaceae
Manejo del ambiente de posrecolección
La carambola se conserva bien de 3 a 6 semanas a temperaturas comprendidas entre los 5 y 7,5ºC. Su transporte por barco es posible.

La refrigeración es la técnica utilizada con máxima eficacia en la conservación de carambolas. Las condiciones de conservación recomendables son entre 5 y 7,5 ºC y 90-95% de humedad relativa.

El color verde de las carambolas tiende a desaparecer, aumentando la maduración de los frutos sometiéndolos a etileno y notando mejoras en el sabor y acidez. Estos cambios pueden verse acelerados con exposiciones en etileno de 100 ppm durante 24 horas. Pero tratamientos semejantes, si son muy severos pueden incrementar la pudrición de los frutos.

Para más información se recomienda consultar la página Web de la Universidad de Davis ( http://postharvest.ucdavis.edu )
Distribución
Las mismas condiciones ambientales que resultan óptimas para la conservación (temperatura 5-7,5ºC y 90-95% de humedad relativa), lo son para las etapas de transporte y distribución.

Los problemas de calidad son evidentes tras el transporte de la fruta por barco, cuando el tiempo transcurrido entre la recogida y el consumo es muy elevado.
Problemas de postrecolección
Tras la recolección se pueden producir problemas por daños por frío que suele ocasionar necrosamiento de los ángulos, por daños físicos, por marchitamiento, daños por calor y por patógenos.

Daños por frío
Los síntomas de estos daños por frío, incluyen hundimientos en la superficie; algunos son pequeños, considerándose los de menos de 1 mm, otros son profundos y oscuros y otros son largos, de 1 a 2 mm. Estas áreas son de color marrón. Estos síntomas han sido observados en algunos cultivares de carambola después de las dos semanas a 0ºC ó 6 semanas seguidas a 5ºC siendo los más habituales por este daño son la aparición de áreas de color grisáceo claramente definidas y algo hundidas en la piel, oscurecimiento en la pulpa, maduración anormal, mayor sensibilidad a las infecciones, más rápido deterioro, pobre color y sabor , así como la aparición de manchas en la piel.

Necrosamiento de los ángulos
Los ángulos del fruto son muy susceptibles a cualquier daño por su expuesta posición. Esto produce tejidos necrosados de color marrón que es muy indeseable.

Daños físicos
Las áreas oscuras y las zonas rotas pueden resultar una superficie susceptible de abrasiones y daños. Las roturas se incrementan con la pérdida de agua de los frutos. El cuidado manual durante la recolección y posterior almacenaje y transporte es indispensable para reducir al máximo estos daños físicos.

Marchitamiento
Los síntomas son visibles cuando las carambolas pierden alrededor de del 5% de su peso por el stress hídrico.

Daños por calor
La piel oscura y el ablandamiento de la carne puede ocurrir en carambolas expuestas a tratamientos de calor (sobre como 46ºC durante 35 a 55 minutos). Mejores alternativas podrían ser con irradiación. El uso de calor e irradiación se realiza con la finalidad de tratar insectos.

Daños por patógenos
Muchos daños en la conservación de las carambolas podrían ser causados por Alternaria alternata (especialmente en frutos helados), Cladosporium cladosporioides o Botryodiplodia theobromae. Estos daños generalmente ocurren en los frutos durante su almacenaje y pueden ser minimizados tratando minuciosamente los frutos durante la cosecha, conservación y transporte.
Interempresas Media, S.L. / 2017 [ Aviso legal | Política de cookies | Publicidad]