www.interempresas.net
  Frutas Hortalizas
es en ca
 
Nabo, Brassica rapa / Cruciferae (Brassicaceae)
Nota: Composición de peso fresco comestible por 100 g.
Valores en formato ( mín. - máx. ).
Energía: 18.00-24.58 kcal
Lípidos: 0.22-0.40 g
Fibras: 2.40-3.49 g

Ácidos grasos

Poliinsat.: 0.20-0.20 g

Minerales

Calcio: 12.00-49.40 mg
Cinc: 0.100-0.230 mg
Cloro: 39.00-70.00 mg
Fósforo: 7.00-41.00 mg
Hierro: 0.200-0.440 mg
Magnesio: 7.40-10.00 mg
Manganeso: 0.068-0.100 mg
Potasio: 238.00-318.00 mg
Selenio: 1.00-3.10 µg
Sodio: 15.00-58.00 mg
Yodo: 7.50-9.50 µg
Proteínas: 0.40-0.99 kcal
Carbohidratos: 3.30-4.70 g

Vitaminas Liposolubles

A Retinol: 0.00-12.0020.00-72.00 µg

Vitaminas Liposolubles

B1 o Tiamina: 0.040-0.50 mg
B2 o Riboflavina: 0.010-0.051 mg
B3 o Niacina: 0.40-0.90 mg
B5 o Ác. Pantoténico: 0.200-0.200 mg
B6 o Piridoxina: 0.080-0.080 mg
B9 o Ácido Fólico: 17.00-20.00 mg
C o Ác. Ascórbico: 17.00-20.00 mg
Nabo
El nabo es la raíz de la planta del mismo nombre. Pertenece al mismo género botánico que las coles y se consume como hortaliza. Las raíces de las distintas variedades pueden presentar tamaños, formas y colores variables. La "carne" es de color blanco y está cubierta por una piel fina de color amarillo o blanco, incluso a veces verde o púrpura. La forma puede ser redonda, aplanada o cilíndrica.
Alimentación y nutrición
El nabo posee escaso valor nutritivo. Contiene muy pocas proteínas, hidratos de carbono y grasas. Por ello puede ser utilizado en dietas de adelgazamiento.

Sin embargo es muy rico en minerales y vitaminas. Aporta una apreciable cantidad de vitamina C y ácido fólico. Entre los minerales destaca su contenido en potasio (238-318 mg por cada 100 g de producto fresco), y en menor medida, calcio, fósforo, yodo y sodio.
El Fruto
El nabo (Brassica rapa var. Rapa) es la raíz de la planta del mismo nombre. Pertenece al mismo género botánico que las coles y se consume como hortaliza. Las raíces de las distintas variedades pueden presentar tamaños, formas y colores variables. La "carne" es de color blanco y está cubierta por una piel fina de color amarillo o blanco, incluso a veces verde o púrpura. La forma puede ser redonda, aplanada o cilíndrica.

Se cultiva principalmente por su raíz engrosada aunque las hojas también pueden consumirse como hortalizas verdes. Esta raíz posee unas propiedades alimenticias muy modestas. Posee un 6% de glúcidos y materias proteicas que no llegan al 1%.

En el orden culinario tampoco alcanza un puesto importante. Sin embargo efectúa una función suavizante para múltiples comidas y su presencia se halla en diversos guisos de "puchero", es un importante protagonista del "cocido madrileño" y del "cocido canario".

Su consumo ha decaído mucho en los países europeos, donde antaño, junto a la col, era la hortaliza más popular de los países nórdicos y centroeuropeos; ha sido desplazada por la patata.

Posee un bajo aporte calórico, tan sólo de 18-24 kcal por cada 100 g de producto comestible.

En el hogar se pueden conservar en el frigorífico introducidos en bolsas perforadas durante 1-3 semanas. La conservación se puede aumentar mediante la congelación, pero para ello se recomienda un escaldado previo de 2 minutos, ya cocinado o hecho puré.

Mediante el prensado de las semillas del nabo se obtiene un aceite comestible que se emplea con fines culinarios en Europa e India. Se comercializa el nabo deshidratado, obtenido mediante eliminación del agua de las raíces en estado fresco, previamente troceadas en forma de cubo.
La planta
La planta del nabo pertenece a la familia Cruciferae y su nombre científico es de Brassica napus L. Es una planta erecta, bianual, con hojas hendidas y de márgenes festoneados. El tallo floral es liso y las flores son de color amarillo. La polinización es alógama. La fructificación es en silicuas.

Las semillas son redondeadas y de color rojizo oscuro. El peso de mil semillas es de 1,6 gramos, siendo su capacidad germinativa media de 4 años.

El sistema radicular está engrosado, existiendo dos tipos distintos, unos globulosos y otros alargados. Su coloración varía entre el blanco y el rojo. Gran parte de la producción española de nabo forrajero está constituida por la variedad llamada "Nabo gallego", con un cuello parecido al del colinabo pero más corto y cónico. Las hojas del "Nabo gallego" se emplean en varios guisos de la cocina gallega galaica y se conocen como "grelos".
Interempresas Media, S.L. / 2018 [ Aviso legal | Política de Protección de Datos | Política de cookies | Publicidad]