www.interempresas.net
  Frutas Hortalizas
es en ca
 
Albaricoque, Prunus armeniaca / Rosaceae
Beneficios para la salud
Esta fruta posee una buena concentración de vitamina C. Cien gramos, o alrededor de 5 albaricoques pueden proporcionar aproximadamente el 20 % de la ingesta diara recomendada (60 mg/día) de vitaqmina C. La carencia de vitamina C causa escorbuto, una enfermedad potencialmente mortal de la que raramente se producen casos hoy en día. Recientemente, se ha indicado que la vitamina C puede influir en una variedad de procesos fisiológicos que incluyen la supresión de la formación de nitrosamina en el intestino. El nitrito, presente en los alimentos y en el agua, puede reaccionar con las aminas para producir nitrosaminas, las cuales son de carácter carcinogénico. Estudios epidemiológicos indican que el cáncer de estómago es menos frecuente en aquelllos cuya dieta es rica en vitamina C.

También se ha indicado que la capacidad antioxidante de la vitamina C puede proteger contra el cáncer en otras partes del cuerpo humano, además de intensificar las funciones inmunológicas. El albaricoque también posee una buena concentración de carotenoides provitamina A. La vitamina A es necesaria para la visión, diferenciación de los tejidos epiteliales y el sistema immunológico. El consumo de carotenoides también se vincula a la reducción del riesgo de contraer cáncer. Los albaricoques frescos son más ricos en carotenoides (betacaroteno, betacriptoxantina, luteína) que los albaricoques desecados.
Tradición popular
El albaricoque seco (orejones) posee un efecto laxante, mientras que el fresco es un buen remedio para las diarreas. El albaricoque aumenta las defensas de nuestro organismo, es recomendable en situaciones de depresión, inapetencia y retraso en el crecimiento. No deben ser consumidos por enfermos de hígado o personas delicadas del estómago.

Lo ideal de este fruto es comerlo recién recogido y bien maduro. Si se ingiere seco u ‘orejones’ produce un ligero efecto laxante.
Además de poseer vitaminas A, C, etc., también posee minerales como el sodio, potasio, calcio, magnesio, etc.

El albaricoque es antianémico, aumenta las defensas de nuestro organismo, astringente en estado fresco y está indicado en estados depresivos, nerviosismo, insomnio, inapetencias, diarrea o estreñimiento, a niños con problemas de raquitismo o retraso del crecimiento.

Los albaricoques previenen la acción oxidativa sobre las células del organismo, mejoran el estado de ánimo, fortalecen las mucosas, la piel, el pelo y las uñas, alivian los síntomas asmáticos.

El albaricoque, al igual que otras frutas y verduras, antes de consumirse debe lavarse bien, para eliminar la posible presencia de alguna sustancia procedente de algún tratamiento en el campo o almacén.

No deben comer los albaricoques los enfermos del hígado, las personas con estómago delicado o si lo hacen, maduros y sin piel, los enfermos de herpes, e irritación de la boca, y los propensos a tener piedras en el riñón por el alto contenido de ácido oxálico. Debido a su alto contenido en cobre, las mujeres embarazadas no deberían consumir demasiados albaricoques.
Interempresas Media, S.L. / 2019 [ Aviso legal | Política de Protección de Datos | Política de cookies | Publicidad]