www.interempresas.net
  Frutas Hortalizas
es en ca
 
Grosella roja, Ribes rubrum / Saxifragaceae (Grossulariaceae)
Manejo del ambiente de posrecolección
Las grosellas se conservan a 0ºC y 90-95% de humedad durante unos pocos días. Si se usan atmósferas modificadas con un 15-20% de dióxido de carbono y un 5-10% de oxígeno se pueden conservar más tiempo.

Las grosellas se deben conservar a una temperatura próxima a 0ºC, con una humedad relativa del 90-95%. En estas condiciones pueden aguantar durante 2 a 5 días. Esta especie no responde a la aplicación de etileno para estimular la maduración.

El uso de atmósferas modificadas durante el empaque y el transporte en barco reduce el crecimiento del hongo Botrytis cinerea y otros organismos, y reduce la tasa de respiración y el ablandamiento de las grosellas, por lo que se alarga la vida poscosecha. Antes de aplicar esta atmósfera hay que enfriar los frutos. Las condiciones adecuadas son un 15-20% de dióxido de carbono y un 5-10% de oxígeno.
Problemas de postrecolección
Entre los problemas que pueden sufrir las grosellas durante la conservación están la pérdida de agua, la exudación de líquidos y alteraciones por un mal manejo de la atmósfera controlada. El problema principal son las enfermedades provocadas por los hongos Botrytis cinerea y Rhizopus stolonifer.

Entre los problemas que pueden sufrir las grosellas durante su almacenamiento están diversas alteraciones fisiológicas y enfermedades. Entre las primeras están:

Pérdida de agua: las bayas son muy susceptibles a este problema, que se puede minimizar manteniendo una humedad alta junto con una temperatura óptima.

Leakers: este término se refiere a las grosellas que comienzan a exudar líquido al exterior. Este problema puede ser debido a descomposiciones fisiológicas.

Alteraciones por atmósferas controladas: si se exponen las bayas a concentraciones de oxígeno por debajo del 2% y/o de dióxido de carbono por encima del 25% se produce una pérdida de sabor y pardeamientos.

Las enfermedades son la causa principal de pérdidas poscosecha de grosellas. Entre ellas están:

Botrytis cinerea: este hongo es un patógeno muy común de las bayas. Puede crecer hasta 0ºC.

Rhizopus stolonifer es otro hongo que ataca las bayas. Detiene su crecimiento a 5ºC.

Las medidas de control de estos hongos son una rápida refrigeración y el uso de atmósferas ricas en dióxido de carbono.
Interempresas Media, S.L. / 2018 [ Aviso legal | Política de Protección de Datos | Política de cookies | Publicidad]