www.interempresas.net
  Frutas Hortalizas
es en ca
 
Higo, Ficus carica / Moraceae
Beneficios para la salud
El higo crudo y seco es altamente nutritivo y una rica fuente de fibra dietética, potasio, proteínas, minerales (hierro, fósforo, magnesio, cobre y zinc) y vitaminas (riboflavina y vitamina B6). La fibra es beneficiosa para el funcionamiento idóneo del tubo gastrointestinal, mientras que los minerales y vitaminas presentes en el higo y otras frutas y hortalizas son esenciales para el crecimientos, desarrollo y mantenimiento de una buena salud durante toda la vida.
Tradición popular
El higo se conoce por su carácter curativo desde hace muchos siglos. Por sus propiedades regula la digestión, ayuda a la desaparición del agotamiento, estimula la capacidad de concentración, mejora el estado de ánimo y elimina el nerviosismo. Su uso externo está recomendado para las inflamaciones de la boca, llagas y quemaduras.

El higo por sus numerosas semillas fue para muchas culturas símbolo de fe y sabiduría, mientras que la higuera simboliza la fertilidad.

El famoso médico griego Hipócrates, en el 400 a.C., ya recomendaba el higo para combatir la desnutrición, mientras que su compatriota Galeno aconsejaba a los atletas griegos que consumieran higos como alimento básico para su dieta.

Los higos consumidos durante la Edad Media y el Renacimiento, eran utilizados en comidas que se consideraban exquisitas.

Los higos frescos poseen un elevado porcentaje de agua, por lo que su valor energético no es muy alto. Cien gramos de higos frescos proporcionan unas 65 calorías, aunque el mismo peso en frutos secos proporciona 280 calorías. Después del agua el componente mayoritario son los hidratos de carbono, fundamentalmente la sacarosa, la glucosa y la fructosa. El higo proporciona todos los aminoácidos esenciales y los lípidos aparecen en muy escasa proporción.

Los higos es una de las frutas cuyos efectos curativos se encuentran entre los más antiguos.

Entre las principales propiedades de los higos, destacan su carácter nutritivo, digestible, tónico, laxante, diurético, pectoral y tópico emoliente. Está indicado su uso interno para casos de astenia física y nerviosa en niños, adolescentes, convalecientes, deportistas, mujeres embarazadas, irritaciones gastrointestinales, estreñimiento, estados febriles, trastornos menstruales, inflamaciones pulmonarias y urinarias.

El fruto es digestivo y laxante dado su elevado número de semillas y su contenido en fibra. Sin embargo, por su acción laxante no se debe abusar de ellos. Un par de higos diarios hacen más por mantener la flora intestinal sana que cualquier otro alimento o producto farmacéutico.

El efecto diurético se debe a que el higo posee un elevado contenido en potasio que le convierte en un alimento alcalinizante. Los higos presentan el valor de pH más básico (alcalino) de todos los alimentos, Por ello, son muy adecuados para neutralizar alimentos ácidos, como la carne, los productos de charcuterías, la pasta elaborada con harinas refinadas y el dulce.

Se recomienda para casos de astenia física por la buena fuente de azúcares que contienen, estimulando además la capacidad de concentración.

En cuanto a su uso externo, está recomendado utilizar la leche de los higos todavía verdes para eliminar las verrugas, y el dolor dental desaparece si se aplica la carne prensada del higo sobre la encía.

La infusión de 25 a 30 gramos de hojas de higuera por litro de agua reduce la tos, mejora la circulación y ayuda, tomándola unos días antes a las menstruaciones difíciles.
Interempresas Media, S.L. / 2019 [ Aviso legal | Política de Protección de Datos | Política de cookies | Publicidad]