www.interempresas.net
  Frutas Hortalizas
es en ca
 
Col blanca, Brassica oleracea convar. capitata var. alba / Cruciferae (Brassicaceae)
Manejo del ambiente de posrecolección
Las coles-repollo deben mantenerse en condiciones de 1 a 5ºC, con una humedad relativa alta, para evitar desecaciones. Es conveniente controlar también el nivel de etileno, ya que las coles son muy sensibles a él.

En el caso de las coles-repollo no siempre se realiza el proceso de preenfriamiento, aunque es recomendable en los casos en que la recolección se ha hecho en condiciones de altas temperaturas. Si se usa se recomienda alcanzar una temperatura de 1 a 5ºC. En general el método más idóneo es el uso de aire húmedo, aunque también se puede usar una cámara frigorífica.

Las coles-repollo no suelen almacenarse en países de clima benigno, ya que durante todo el año hay coles frescas. Sin embargo, en los países con una climatología más rigurosa es un método común. En España es muy frecuente que en la misma parcela se carguen los camiones para su envío al mercado o la industria.

Las piezas se conservan a granel o en recipientes como jaulas o palots. Las condiciones óptimas de almacenamiento son una temperatura de 0ºC y una humedad relativa alta, de más del 95%.

Las variedades tempranas se pueden conservar en torno a un mes, mientras que las más tardías se pueden conservar hasta 7 meses. La concentración de etileno debe mantenerse lo más baja posible, ya que provoca el amarilleamiento y caída de las hojas.

En el caso de las coles-repollo también se ha estudiado el uso de atmósferas modificadas, pero no se utiliza a nivel comercial. Las condiciones óptimas son de un nivel de oxígeno del 1 al 5%, y del 2 al 6% para el anhídrido carbónico. El uso de estas atmósferas alarga el periodo de conservación, sin embargo esta práctica no se utiliza a nivel comercial. Las coles mantienen más tiempo el color, con menos podredumbres.
Distribución
Las coles-repollo se pueden transportar a temperaturas de hasta 15ºC , aunque la distribución no debe superar los 10ºC. La humedad debe mantenerse alta en todo momento, y la ventilación debe ser adecuada para evitar la acumulación de etileno.

El transporte de las coles-repollo debe hacerse a temperaturas entre 0 y 5ºC, con cogollos preenfriados, aunque admite temperaturas de hasta 15ºC, según la duración del viaje. No deben transportarse con especies productoras de etileno para evitar daños en las coles.

La temperatura de distribución debe ser de 5 a 10ºC. Deba mantenerse una buena humedad relativa y una adecuada aireación. Para mejorar la presentación se pueden eliminar las hojas amarillentas.
Problemas de postrecolección
Las coles-repollo pueden presentar diversas enfermedades y alteraciones fisiológicas durante su almacenamiento. Las enfermedades son causadas por hongos o bacterias, como la podredumbre gris o la podredumbre negra. Entre las alteraciones fisiológicas están la aparición de manchas negras, el marcado de las nervaduras, el ennegrecimiento de la nervadura media y las manchas necróticas.

Las coles-repollo son susceptibles a distintas enfermedades y alteraciones fisiológicas durante su almacenamiento.

Podredumbre gris: la ocasiona el hongo Botrytis cinerea. Es una de las principales enfermedades posrecolección de las coles. Cuando se da se observa una podredumbre sobre la que aparece una pelusilla de color gris.

Alternaria es un hongo que provoca la aparición de manchas de color marrón oscuro o negro, sobre el que aparece una pelusilla no muy densa de color negro.

Mycosphaerella brassicicola: este hongo produce sobre las hojas unas lesiones pardo grisáceo oscuro o negro. Sobre ellas se observan puntitos negros.

Sclerotinia sclerotiorum provoca una podredumbre blanda y acuosa, sobre el que crecen unos pequeños pelos de color blanco algodonoso.

Podredumbre negra: la ocasiona la bacteria Xanthomonas campestris, y se caracteriza por la parición de una pelusilla negra sobre la zona podrida.

Dos bacterias producen podredumbres acuosas, Erwinia carotovora y Pseudomonas marginalis.

Entre las alteraciones fisiológicas que presentan las coles están las siguientes.

Manchas grises: esta alteración se caracteriza por la aparición de pequeñas manchas de este color sobre las hojas internas y externas de la col. No se sabe a ciencia cierta su causa, aunque se cree que está influida por la fertilización nitrogenada.

Marcado de las nervaduras: se produce en almacenamientos prolongados. Aparecen señales negras o pardas sobre el peciolo y la nervadura central. Tampoco se conocen las causas, aunque también se cree que está influida por la fertilización.

Ennegrecimiento de la nervadura media: se caracteriza por la aparición de tejidos negros sobre los peciolos de las hojas.

Mancha necrótica: sus causas también son desconocidas, y se caracteriza por la aparición de lesiones hundidas de más de 1mm de diámetro y de formas variadas. Al aparecer muchas manchas se acaban juntando y aparecen zonas afectadas mayores.
Interempresas Media, S.L. / 2019 [ Aviso legal | Política de Protección de Datos | Política de cookies | Publicidad]