www.interempresas.net
  Frutas Hortalizas
es en ca
 
Remolacha, Beta vulgaris var. esculenta / Chenopodiaceae
Manejo del ambiente de posrecolección
Un prenfriamiento rápido permite detener los cambios bioquímicos que conducen a magulladuras debidas a golpes durante la recolección. Es una práctica usual en Estados Unidos.

La conservación de las remolachas presentadas con hojas se ve limitada por la pérdida de calidad del follaje, ya que tienden a amarillear. En este caso el almacenamiento se limita a temperaturas bajas unos 7-10 días. Las condiciones óptimas se logran almacenándolas en el frigorífico a 0ºC y 95% de humedad relativa. Se deben evitar las temperaturas de congelación y las superiores a 2ºC, pues estas últimas reducen el periodo de conservación.

Las atmósferas controladas utilizando entre 0 - 5ºC y 98-100% de humedad relativa, en ausencia de oxígeno y anhídrido carbónico no acusa prácticamente ningún efecto en las remolachas.
Distribución
Las mismas condiciones ambientales recomendadas para la conservación favorecen el mantenimiento de la calidad durante el transporte y distribución de las remolachas.
Problemas de postrecolección
Los principales cambios que afectan a las remolachas durante la posrecolección son: la pérdida de agua, brotación y enfermedades (Podredumbre blanda bacteriana, Podredumbre negra, Rhizoctonia violacea, Sclerotinia sclerotiorum).

Pérdida de agua.
La pérdida de agua produce una pérdida de turgencia, síntomas de marchitamiento y pérdida de peso.

Brotación
La emisión de hojas se ve favorecida con temperaturas superiores a los 2ºC. Ello favorece la pérdida de agua y en consecuencia el arrugamiento de la raíz, que se deshidrata más rápidamente.

Enfermedades
Entre ellas las más importantes son: Podredumbre blanda bacteriana, Podredumbre negra, Rhizoctonia violacea, Sclerotinia sclerotiorum.

- Podredumbre blanda bacteriana: Causada por Erwinia carotovora y otras bacterias. No afecta tanto a la remolacha como a otros cultivos. Aún así, es una causa importante de pérdidas posrecolección en remolachas tiernas. Los primeros síntomas son zonas oscuras, embebidas en agua, que aumentan rápido de tamaño. Rápidamente el tejido afectado se vuelve blando y viscoso, emitiendo un olor desagradable.

- Podredumbre negra: Causada por el hongo Phoma betae que afecta ocasionalmente a las remolachas. Por tanto las pérdidas no son severas. La mayor incidencia es en almacenamiento no refrigerado . Se manifiesta en la punta de la raíz y más raramente en la corona o heridas en los lados de la misma. Debido al color oscuro de las remolachas estos daños no se detectan hasta que el tejido afectado toma color negro y se hunde. Las remolachas viejas son las más sensibles al ataque de este hongo. Normalmente la contaminación se produce en el campo. Otras veces las infecciones pueden producirse a través de heridas o a continuación de otras enfermedades.

- Rhizoctonia violacea: Este hongo produce placas violáceas sobre las raíces y el ataque se produce ya en el campo, donde puede ser grave. La conservación de piezas afectadas puede contaminar todo el almacén.
Interempresas Media, S.L. / 2020 [ Aviso legal | Política de Protección de Datos | Política de cookies | Publicidad]