www.interempresas.net
  Frutas Hortalizas
es en ca
 
Zanahoria, Daucus carota / Umbelliferae (Apiaceae)
Manejo del ambiente de posrecolección
Las condiciones adecuadas para la conservación de la zanahoria son, en general, de 0 a 1ºC de temperatura y una elevada humedad relativa. Lo mejor es alcanzar estas condiciones lo más rápido posible mediante un preenfriamiento. Aunque el tiempo máximo de conservación depende de la variedad y de las condiciones, se pueden llegar a conservar hasta 6 meses.

Las mejores condiciones de conservación a largo plazo, hasta varios meses, son una temperatura de 0 a 1ºC y una humedad relativa de 95 a 98%, para reducir la pérdida de peso y mantener la calidad original de la raíz. El contenido en azúcares solubles aumenta en dichas condiciones, con un incremento de los azúcares reductores mientras la sacarosa se mantiene estable. La cantidad de carotenos no se ve afectada por las condiciones creadas, puesto que permanece constante durante todo el periodo. Lo mismo ocurre con el contenido de fibras.

El mantenimiento de la calidad del producto se beneficia de un descenso rápido de la temperatura, que debe llevarse a 5-8ºC. Esta práctica evita también la manifestación de daños por golpes ocurridos durante la recolección. El preenfriamiento por agua es el método más idóneo para zanahorias.

Las zanahorias admiten un almacenamiento relativamente prolongado, aunque la duración concreta de éste, así como el tipo de conservación empleables, dependen del tipo de producto de que se trate. Las zanahorias con hojas se comportan, debido al follaje, en forma similar a las hortalizas de hoja y sólo pueden conservarse unos pocos días.

El producto cosechado antes de la madurez (zanahorias tiernas) es considerablemente más perecedero que el que ha alcanzado este estado y, por su alto contenido en agua, el más susceptible a perder turgencia. Las zanahorias maduras, si bien admiten un almacenamiento de hasta 6 meses, suelen comercializarse, al igual que las zanahorias con hojas, en pocos días. Las zanahorias inmaduras se conservan hasta 2 meses.

La zanahoria puede adquirir sabores amargos en presencia de etileno, por lo que no es conveniente almacenar o transportar zanahorias junto con otros productos que desprenden etileno, tales como tomates, melones o manzanas.
Distribución
Durante el transporte y distribución se debe evitar la concentración de etileno, ya que afecta mucho a esta especie. Las condiciones idóneas varían según se trate de transporte marino o terrestre. La distribución de las zanahorias debe hacerse a 5-10ºC y una humedad media.

La zanahoria es muy sensible al etileno, por lo que debe evitarse su transporte en cargas mixtas con especies productoras de este gas. El transporte terrestre de esta hortaliza debe hacerse a una temperatura no mayor de 20ºC, según la duración del transporte. El transporte marítimo debe hacerse a 0ºC, con una humedad relativa del 95-100%.

En cuanto a la distribución, se recomienda una temperatura de 5 a 10ºC y una humedad y aireación medias. Se debe evitar la luz.
Problemas de postrecolección
Las zanahorias pueden presentar diversos problemas de conservación, tanto provocados por condiciones inadecuadas en la cámara, como una humedad relativa baja, como por determinados hongos que producen pudriciones en las raíces almacenadas.

Las zanahorias pueden presentar durante su conservación diferentes alteraciones fisiológicas o enfermedades:

Marchitamiento y pérdida de peso: Se producen a causa de la pérdida de agua, y se pueden evitar en gran medida en ambientes saturados de humedad.

Emisión de brotes y raíces: durante el almacenamiento las zanahorias tienden a brotar y emitir raíces. Este proceso se ve favorecido por las temperaturas altas.

Erwinia es una bacteria que causa una podredumbre húmeda. Esta organismo infecta a través de heridas y hojas. La zona afectada se vuelve blanda y húmeda y se oscurece. La podredumbre avanza rápidamente hacia el centro de la pieza.

Podredumbre blanda acuosa: La causa el hongo Sclerotinia. Los primeros síntomas son lesiones blandas y acuosas, formándose una pelusilla blanca y algodonosa que puede recubrir toda la pieza. Sobre ella aparecen unos cuerpos negros, grandes y de forma irregular.

Podredumbre gris: Es causada por el hongo Botrytis, y se desarrolla a través de las heridas realizadas durante la recolección o la manipulación. Se observa sobre las zanahorias una pelusilla corta de color gris.

Podredumbre agria: La provoca el hongo Geotrichum, que ataca a través de cualquier zona con tejido débil o debilitado. La zona infectada se decolora y se vuelve acuosa. Las zanahorias emiten olor a vinagre, y se forma una pelusilla blanca sobre la zanahoria.

Podredumbre negra: Causada por el hongo Stemphylium, que cubre con una pelusilla negra las zonas afectadas.
Interempresas Media, S.L. / 2019 [ Aviso legal | Política de Protección de Datos | Política de cookies | Publicidad]