www.interempresas.net
  Frutas Hortalizas
es en ca
 
Kaki, Diospyros kaki / Ebenaceae
Manejo del ambiente de posrecolección
El kaki debe conservarse a 0ºC con una humedad entre el 90 y el 95%. Para eliminar la astringencia sin afectar al fruto se enriquece la atmósfera con un 80% de dióxido de carbono. La conservación se puede alargar en atmósfera controlada, manteniendo un 3-5% de oxígeno, un 5-8% de dióxido de carbono y sin etileno.

Los kakis deben conservarse aproximadamente a 0ºC. Por debajo de los 2ºC el fruto se congela. La humedad debe mantenerse alta, entre el 90 y el 95%. El etileno se usa para eliminar la astringencia, pero produce un ablandamiento excesivo que dificulta su comercialización. Si el aire se enriquece con un 80% de dióxido de carbono durante 24 horas a 20ºC se elimina la astringencia manteniendo la firmeza.

Los kakis responden al uso de atmósferas controladas. Las condiciones adecuadas son un nivel de oxígeno del 3-5%, un nivel de dióxido de carbono del 5-8% y un ambiente libre de etileno. En estas condiciones y con una temperatura y humead óptimas los kakis pueden conservarse entre 3 y 5 meses.
Distribución
El transporte y distribución de esta fruta debe hacerse con cuidado, ya que es un producto frágil. La temperatura debe mantenerse baja y la aireación debe ser adecuada para evitar daños por etileno.

El kaki es un fruto muy frágil, por lo que su transporte debe hacerse con sumo cuidado. La temperatura debe mantenerse lo más baja posible y la aireación debe ser adecuada para reducir los niveles de etileno. No deben hacerse cargas mixtas con sustancias productoras de este gas. Durante la distribución también debe cuidarse la temperatura y la ventilación.
Problemas de postrecolección
Entre los problemas que puede sufrir el kaki durante su almacenamiento están los daños por etileno, daños por frío y daños por niveles bajos de oxígeno y altos de anhídrido carbónico.

El kaki puede sufrir determinados problemas fisiológicos durante su almacenamiento:

Daños por etileno: si la concentración de este gas es elevada se produce un envejecimiento prematuro del fruto, que se ablanda y pierde calidad.

Daños por frío: las variedades no astringentes como ‘Fuyu’ son sensibles a las temperatura entre 5 y 15ºC, pudiendo presentar pardeamiento de la pulpa y ablandamiento. Estos problemas se agravan aún más en presencia de etileno.

Si se exponen los kakis a atmósferas con niveles de oxígeno por debajo del 3% durante más de un mes pueden tener problemas en la maduración y pérdida de sabor.

La exposición a niveles de carbono por encima del 10% durante más de un mes puede producir pardeamiento de la carne y pérdida de sabor.
Interempresas Media, S.L. / 2017 [ Aviso legal | Política de cookies | Publicidad]