www.interempresas.net
  Frutas Hortalizas
es en ca
 
Ajo, Alium sativum / Liliaceae (Alliaceae)
Nota: Composición de peso fresco comestible por 100 g.
Valores en formato ( mín. - máx. ).
Energía: 80.00-138.92 kcal
Lípidos: 0.12-1.10 g
Fibras: 4.10-4.10 g

Ácidos grasos

Saturados: 0.10-0.10 g
Poliinsat.: 0.30-0.30 g

Minerales

Calcio: 17.00-38.00 mg
Cinc: 0.575-1.00 mg
Cloro: 30.00-73.00 mg
Fósforo: 86.00-170.00 mg
Hierro: 0.80-1.90 mg
Magnesio: 25.00-25.00 mg
Manganeso: 0.460-0.50 mg
Potasio: 620.00-620.00 mg
Selenio: 2.00-5.69 µg
Sodio: 4.00-4.00 mg
Yodo: 2.70-3.00 µg
Proteínas: 3.80-7.90 kcal
Carbohidratos: 13.80-28.41 g

Vitaminas Liposolubles

A Retinol: 0.00-0.00 µg
E o Tocoferol: 0.010-0.100 mg

Vitaminas Liposolubles

B1 o Tiamina: 0.130-0.210 mg
B2 o Riboflavina: 0.021-0.080 mg
B3 o Niacina: 0.30-2.20 mg
B6 o Piridoxina: 0.38-0.38 mg
B9 o Ácido Fólico: 14.00-17.00 mg
C o Ác. Ascórbico: 14.00-17.00 mg
Ajo
El ajo es un cultivo muy antiguo aprovechado por el bulbo que forma en la base de sus hojas. Es muy apreciado como condimento por el fuerte y característico sabor que presenta, y es un ingrediente muy utilizado sobre todo en la cocina mediterránea. Posee múltiples efectos medicinales, debidos a las sustancias azufradas que contiene.
Alimentación y nutrición
Al ajo se le han atribuido propiedades medicinales desde la época de los egipcios. Existen multitud de recetas tradicionales para combatir la depresión, la hipertensión o incluso las verrugas.
El Fruto
El ajo es un cultivo muy antiguo aprovechado por el bulbo que forma en la base de sus hojas. Es muy apreciado como condimento por el fuerte y característico sabor que presenta, y es un ingrediente muy utilizado sobre todo en la cocina mediterránea. Posee múltiples efectos medicinales, debidos a las sustancias azufradas que contiene.

El ajo es un cultivo muy antiguo que se ha consumido desde el siglo VI antes de Cristo. La planta pertenece a la familia de las Liliáceas, y su nombre científico es Allium sativum. Se aprovecha por el bulbo que forma en la base de las hojas, que puede pesar hasta 200g. Este bulbo o cabeza está formado por varios dientes, en número variable de 2 a 10, que se encuentran recubiertos por unas cubiertas que los protegen denominadas túnicas. El color de estas cubiertas varía del blanco al rosado y es una característica que determina dos tipos varietales de ajos.

Aunque en la antigüedad era muy apreciado por sus propiedades medicinales, en la actualidad se aprovecha sobre todo como condimento. Es usado en multitud de platos como la ajada gallega, la salsa alioli, el ajo blanco malagueño, la zurrkutuna vasca, etc. También se cosechan en verde para consumirlos como ajos tiernos. Estos ajos se siembran en la misma época que los otros, pero se cosechan cuando empieza la formación del bulbo. Estas plantas se caracterizan por presentar un gran aroma. Son apreciados sobre todo en la zona sur de Europa por su fuerte sabor. A partir del ajo se pueden obtener diversos derivados, como el aceite de ajo, producido de la destilación de ajos troceados, y el ajo deshidratado.

El ajo tiene poco valor nutritivo. Aunque aporta vitaminas como la C, B1 y B3, y minerales como potasio, calcio, fósforo, hierro y magnesio, su valor reside en distintas sustancias azufradas que contiene, siendo la principal la aliína. Todas estas sustancias producen efectos beneficiosos en el organismo, ya que actúan a nivel del estómago e intestino, eliminando bacterias nocivas, y a nivel de aparato digestivo, ya que es desinfectante y expectorante. También tiene efectos beneficiosos para la circulación, reduciendo la tensión.
La planta
El ajo (Allium sativum) pertenece a la familia de las Liliáceas. Se cultiva por el bulbo que forma en la base de las hojas y sobre el tallo que tiene forma de disco. Este bulbo se encuentra dividido en varios dientes recubiertos de túnicas que los protegen. Las hojas son planas y algo acanaladas.

Las raíces del ajo son blancas, muy numerosas y con escasas ramificaciones. El tallo tiene forma de disco y se sitúa justo por encima de las raíces. Cuando se recogen los ajos el disco se ha endurecido y forma un callo por debajo de los dientes.

Las hojas se sitúan sobre este disco, y son planas y algo acanaladas. Las yemas axilares que hay sobre ellas se hinchan formando los dientes del ajo (entre 2 y 10), que se encuentran rodeadas por túnicas (coloreadas o no) que los protegen. El conjunto del disco, dientes y túnicas se denomina bulbo del ajo, vulgarmente llamado cabeza.

De la yema terminal del disco surge el tallo floral, al final del cual se forman las flores, dispuestas en umbela. No todas las variedades llegan a florecer. Las que lo hacen forman pocas flores, de color rosado en muchos casos.
Trucos y consejos

¿Cómo hacer para que el ajo no repita?

Para no repetirlo, quitarle el corazón (ese germen verde que se ve al partirlos al medio)

Ajos en la ensalada

Para aromatizar suavemente una ensalada pero sin comer el ajo, frote la ensaladera con un diente pelado

Conservar los ajos

El ajo en cabezas se conserva muy bien colgándolo en un lugar fresco. Los dientes de ajo ya empezados se guardan en un recipiente con la tapa hermética

El ajo cura los callos

El ajo es excelente para hacer desaparecer los callos. Es suficiente con colocar un apósito con uno o dos diente machacados

El ajo en las salsas

Si va a usar ajo en las salsas para aromatizarlas, póngale los dientes enteros pelados y podrá retirarlos fácilmente antes de servir la salsa

Eliminar el mal aliento

Después de comer un plato con demasiado ajo, elimine el gusto y limpie el aliento masticando un ramito de perejil crudo o masticando un grano de café. Evite beber vino blanco cuando come ajos pues refuerza el aroma de éste

Para pelar ajos

Para pelarlos con facilidad, aplaste los dientes del ajo con la palma de la mano o con el plano de un cuchillo hasta oír un crujido. Bastará luego hacer un pequeño corte en la piel y el diente saldrá limpio

Interempresas Media, S.L. / 2018 [ Aviso legal | Política de Protección de Datos | Política de cookies | Publicidad]