www.interempresas.net
  Frutas Hortalizas
es en ca
 
Avellana, Corylus avellana / Corylacea (Betulaceae)
Nota: Composición de peso fresco comestible por 100 g.
Valores en formato ( mín. - máx. ).
Energía: 644.40-676.00 kcal
Lípidos: 61.60-64.70 g
Fibras: 6.50-8.22 g

Ácidos grasos

Saturados: 4.70-4.70 g
Monoinsat.: 50.0-50.0 g
Poliinsat.: 5.90-5.90 g

Minerales

Calcio: 140.00-226.00 mg
Cinc: 1.87-2.10 mg
Cloro: 10.00-18.00 mg
Fósforo: 253.00-333.00 mg
Hierro: 3.20-3.80 mg
Magnesio: 156.00-160.00 mg
Manganeso: 4.90-5.70 mg
Potasio: 636.00-730.00 mg
Selenio: 4.48-4.48 µg
Sodio: 2.00-6.00 mg
Yodo: 1.50-17.00 µg
Proteínas: 11.96-14.90 kcal
Carbohidratos: 6.00-10.54 g

Vitaminas Liposolubles

A Retinol: 0.00-4.83 µg
A Carotenoides: 0.00-29.00 µg
E o Tocoferol: 24.98-28.00 mg
K o Filoquinona: 9.00-9.00 µg

Vitaminas Liposolubles

B1 o Tiamina: 0.300-0.430 mg
B2 o Riboflavina: 0.070-0.210 mg
B3 o Niacina: 1.10-2.00 mg
B5 o Ác. Pantoténico: 1.15-1.51 mg
B6 o Piridoxina: 0.313-0.590 mg
B9 o Ácido Fólico: 0.40-3.00 mg
C o Ác. Ascórbico: 0.40-3.00 mg
Avellana
La avellana es el fruto del avellano, pequeño, redondeado, cáscara de color canela y carne blanco-amarillenta, de sabor dulce y rica en aceite. Se consume el fruto como tal, en crudo, tostado o como ingrediente en elaboración de diversos productos, siendo los más frecuentes los turrones y chocolates.
Alimentación y nutrición
Las avellanas son una rica fuente de grasa no saturada, proteínas, carbohidratos, vitamina E, folato y las vitaminas B ácido pantoténico y biotina. La vitamina E es un antioxidante y limpiador de radicales libres en el cuerpo, ayudando de este modo a proteger contra algunos tipos de cáncer.
El Fruto
La avellana es el fruto del avellano, pequeño, redondeado, cáscara de color canela y carne blanco-amarillenta, de sabor dulce y rica en aceite. Se consume el fruto como tal, en crudo, tostado o como ingrediente en elaboración de diversos productos, siendo los más frecuentes los turrones y chocolates.

La avellana es un fruto seco popularmente conocido y apreciado en todos los países y su consumo es elevado debido a sus múltiples aplicaciones. Además del consumo en fresco, tostado, frito y salado, bien como aperitivo o en ensaladas, salsas, etc., la avellana se emplea para elaborar diversos productos; así por ejemplo se usa asociado al cacao en los chocolates y cremas, con almendra se fabrican turrones, tartas, helados, licor, e incluso se obtiene un aceite blanco, de sabor agradable muy apreciado.

La avellana seca es muy nutritiva y su consumo proporciona unas 670kcal por 100g.

El fruto del avellano es pequeño, de unos 2cm de diámetro normalmente, ovoideo u oblongo y a veces redondo, con una puntita en un extremo (ápice), con un pericarpio leñoso duro y delgado, de color canela y en su interior, la semilla comestible, una almendra redonda carnosa y blanco-amarillenta, muy aceitosa, de sabor dulce agradable y envuelta por una fina capa de color pardo-castaño que se desprende fácilmente.

Existen distintas variedades y se pueden reunir en tres grupos diferentes cuyos frutos son más o menos pequeños, de forma ligeramente variable y con la cáscara de distinta dureza.

El fruto madura entre agosto y septiembre en España, y es en diciembre por las fiestas navideñas cuando alcanza mayor demanda. Se comercializa con cáscara o sin cáscara y pelada o sin pelar. En el mercado también hay avellanas enteras, troceadas o molidas, al natural, tostadas y saladas.

La avellana contiene poco agua y debe evitarse que se humedezca para que se conserve bien, así pues se conserva en recipientes herméticamente cerrados, en un lugar fresco y seco. Los mejores resultados se obtienen cuando se conservan en atmósferas con bajo contenido de oxígeno, que evitan el enranciamiento. Con la cáscara se conservan mejor y más tiempo, aunque peladas se pueden conservar en refrigeración durante 3-4 meses o un año congeladas.

En Reus, la zona más tradicional de cultivo de Avellana en España, aunque la importancia del cultivo ha disminuido, aun se mantiene la costumbre de reunirse las familias los días de invierno para pelar avellanas y comerlas.
La planta
El avellano puede alcanzar unos 5m de altura y tiene un aspecto zarzoso. Las hojas son alternas, grandes, pelosas por el haz y con bordes aserrados; son caducas.

La avellana procede de un arbolillo o arbusto llamado avellano que pertenece a la especie Corylus avellana de la familia Betuláceas o Cupulíferas y tiene una altura entre los 2 y 5m.

El avellano tiene una estructura baja y aspecto zarzoso a causa de su tendencia a producir varas muy ramificadas en el cuello. La corteza es lisa, marrón rojiza, con lunares claros y se escama en láminas delgadas. Las ramas jóvenes son erectas y están recubiertas de pelos rojizos.

El sistema radicular es poco profundo y muy ramificado, con tendencia a emitir renuevos.

Las hojas caducas son grandes, alternas, con un peciolo corto, con la superficie lisa y nerviaduras rugosas por el envés, pelosas en el haz, con forma de corazón en la base y puntiaguda en el ápice y de bordes aserrados.

Las flores masculinas, es decir, aquellas que no poseen gineceo, coexisten en la misma planta con las flores femeninas, que carecen de androceo. Las masculinas están agrupadas en amentos, mientras que las femeninas se reúnen en cabezuelas con una yema escamosa que deja salir fuera sólo los estigmas rojos.
Interempresas Media, S.L. / 2017 [ Aviso legal | Política de cookies | Publicidad]